“Necesitamos nueva energía e ideas frescas en la Alcaldía”, dijo la primera concejal latina de la ciudad de Wilmington, María Cabrera, al anunciar su candidatura a la alcaldía de la ciudad el pasado abril. Una postulación pionera, ya que, ninguna mujer había aspirado a este puesto antes, y aún menos, una latina.

El primer paso, fue dado por Cabrera en 2012 cuando tras presentarse al puesto de concejal “at large” al ayuntamiento de Wilmington, resultó elegida. En estos cuatro años, Cabrera ha abogado por la reforma de la seguridad pública, sacando adelante ordenanzas que combatiesen las propiedades vacías, ruidosas o los depósitos ilegales de basura. En este mismo año ha conseguido que pasase una ordenanza encaminada a concienciar a los arrendadores de la necesidad de controlar las actividades ilegales, ruidosas o insalubres de sus inquilinos.

“Mi prioridad como alcalde será hacer de Wilmington una ciudad más segura, un lugar más próspero para vivir y trabajar en el que puedan vivir nuestros hijos y nietos”.

aug16-web-María-01

Esta nativa de Santurce (Puerto Rico) y su equipo saben que transformar la realidad actual de la ciudad más importante del norte del estado no es tarea de una sola persona, por ello ha diseñado el programa de las tres erres”: Repensar, Reamueblar y reconstruir (Rethink, Restore and Rebuild).

“Trabajando juntos, podemos traer a nuestra ciudad más trabajos, escuelas más fuertes y barrios más seguros”.

La concejal latina se ha propuesto unir a todos los residentes de Wilmington y ponerlos a limpiar la ciudad en todos los sentidos. Conoce de primera mano lo que es sacar una familia adelante en solitario, la discriminación doble por ser mujer y latina, la dificultad para desarrollar su negocio, o el dolor de una comunidad por la muerte violenta de un ser querido y ha conseguido hacer de todo ello sus fortalezas trabajando en equipo para el beneficio de muchos.

“Soy la candidata mejor posicionada para unir todo el entramado de nuestra ciudad –hombres y mujeres, ricos y pobres, afroamericanos, blancos y todas las posibilidades intermedias, jóvenes y ancianos vamos a mover adelante nuestra ciudad”.

Cabrera cree fírmemente en la colaboración con líderes religiosos, organizaciones cívicas e instituciones, porque “la solución no va a venir de una sola persona o institución sino de la colaboración y el trabajo de todos conjuntamente”. Por ese motivo el símbolo de la campaña de Cabrera es una escoba con la que “juntos vamos a limpiar esta ciudad” señala una orgullosa Cabrera, mientras invita a todos a firmar en ella.

Con una gran experiencia en el liderazgo y activismo comunitario, es habitual ver a Cabrera recorriendo los barrios de la ciudad durante todo el año, y no sólo en tiempos de campaña electoral. Uno de estos encuentros tuvo lugar hace escasas semanas y en él, la concejal junto con una delegación de pastores visitaron en Filadelfia la organización La Nueva Esperanza, fundada hace 30 años. Allí se reunieron con su director, el reverendo Cortés.

“Fue un día productivo. Compartimos con el Rev. Luis Cortez, Jr. de Esperanza College. Este ministerio hace muchísimo por la comunidad. Gracias a María Cabrera por llegar allá con nosotros, a los pastores Luis y Awilda Rivera, pastor Luis Santiago, Pastora Dorca Colón, pastor Vicente Rodríguez, mtro. evangélico Malaquias Reyes, pastores David y Carmen Andino y pastores Josué y Carmen Figueroa” señala la pastora Eilleene Burgos.

aug16-web-María-03
A lo largo de su vida María Cabrera ha sido una pionera, por lo que está convencida de que su carismático y fuerte liderazgo puede hacer posible esa unión de los habitantes de la ciudad sin la que proyectos básicos de su programa tales como Regreso al Trabajo (Back to Work), Adopta un bloque (Adopt a Block) o la Prevención del Crimen a través del diseño del entorno (Crime Prevention Through Environmental Design) no serían posibles.

Preparar jóvenes para un futuro mejor es lo que hace La Nueva Esperanza, y por eso la Asociasion de Pastores Unidos Inc. (APU), Impacto Cristiano y la fundación Luz Divina le dan las gracias a la concejal y candidata a la Alcaldia  de Wilmington, “por su labor de buscar el bienestar de nuestra comunidad”, señala el pastor Luis Rivera.

Potenciar y facilitar el establecimiento de nuevos negocios especialmente enfocados en IT y otras áreas de gran crecimiento es prioritario en su programa. Pretende con ello, cambiar la perspectiva de la ciudad, facilitando la recolocación de la fuerza laboral local desempleada. Dando un trabajo digno a la población, Cabrera está convencida de que se disminuirían los índices de criminalidad de una ciudad, que ha llegado estar en el número uno del ranking nacional en cuanto a peligrosidad.

Para esta orgullosa latina, es un deber promover la diversidad y la inclusión, en todas las actividades cívicas de Wilmington.
“Casi siempre, entidades y organizaciones de calibre como La Nueva Esperanza son operadas y dirigidas por grupos no latinos pero esta organización de gran fuerza en el valle de Delaware está dirigida por un latino y además pastor evangélico; por tal motivo la Asociación de Pastores Unidos Inc, del cual soy miembro oficial, agradece a la Concejal María Cabrera candidata a la alcaldía de Wilmington, por organizar este encuentro entre nuestra organización local y el Rev. Luis Cortez, el Rev. Rubén Ortiz y Jodi Reynhout. Estas personas se tomaron el tiempo de compartirnos sus experiencias y ofrecernos cualquier ayuda necesaria que nos facilite establecer una organización similar en Wilmington”, señala el Mtro. evangélico Malaquías Reyes, presidente y fundador del ministerio radial y televisivo Impacto Cristiano.

María Cabrera, ha prometido prestar apoyo desde la alcaldía de ser ella electa a iniciativas similares a la Nueva Esperanza ofreciendo un sinnúmero de servicios en la localidad. La aspirante a la Alcaldía también espera traer a más constituyentes a su partido (demócrata) y a la política de la ciudad. (Algo que, ya ha conseguido ya que, en las próximas elecciones al ayuntamiento de Wilmington, la latina Bruny Mercado se postulará como concejal).

Por el momento, el segundo paso de Cabrera en el camino a la Alcaldía de Wilmington, radica en ser elegida el próximo 13 de septiembre en las elecciones primarias de su partido. En ellas, la candidata Cabrera se enfrentará para conseguir la postulación demócrata con sus compañeros de partido Norman Griffiths, Kevin Kelley, Mike Purzycki, Theo K. Gregory, Robert Marshall, Dennis Williams y Eugene Young. Para ello pide el apoyo de todos.

“Necesitamos voluntarios, donaciones, pero sobre todo necesitamos el voto de los ciudadanos de Wilmington”.

(Photos COVER, #1& 2 HOY en Delaware, #3 Submitted).

Source: http://hoyendelaware.com/limpiemos-wilmington-juntos/